Que garantía tiene un coche de segunda mano

05/07/2018
Facebook
Twitter
INSTAGRAM

Es cierto que al adquirir muchos productos segunda mano nos encontramos con la duda de si tenemos algún tipo de garantía que nos pueda cubrir en caso de encontrar algún desperfecto o avería.
Además, al adquirir un producto que tiene un elevado precio, siendo una decisión importante que afecta a nuestra economía personal en gran medida, necesitamos sentirnos protegidos y con la seguridad de haber realizado una buena adquisición. Es el caso de la compra de un coche de segunda mano.
Las dudas que nos suelen asaltar inicialmente son saber que tipo de coche buscamos, que presupuesto tenemos y que condiciones necesitamos, pero una vez resueltas todas estas cuestiones y encontrado el coche que queremos.
Pues al adquirir un coche de segunda mano siempre tenemos garantía, es decir, es un el vendedor siempre tiene que ofrecértela ya que es un derecho recogido en la legislación de España. Pero también es importante indicar que estas garantías no son iguales para todos los casos de la compra de un automóvil de segunda mano, esta depende del tipo vendedor. Esto quiere decir que si realizamos la compra del vehículo a un particular tendremos unas condiciones distintas a si lo adquirimos a una empresa.

Garantía cuando compras un coche con un profesional

Al adquirir un vehículo de segunda mano a través de un profesional nos encontraremos con una garantía mínima de un año. Se rige por Ley General para la Defensa de los Consumidores y los Usuarios. En este caso, el vendedor tiene que ofrecer una garantía del vehículo que cubra la averías o desperfectos que tenga el vehículo durante el primer año. A la entrega, el vehículo tiene que tener las condiciones especificadas en el contrato de compraventa, y en el caso de aparecer una avería, tendrá que responsabilizarse de su reparación. En el caso de no poder repararse también existen otras dos opciones, que serian devolver el importe al comprador u ofrecerle otro vehículo con características similares a las del primer coche.

¿Qué garantía tiene un coche de segunda mano comprado en un concesionario?

La garantía que ofrece un concesionario es exactamente igual a nivel legal, el mínimo de garantía recogido por la ley es de un año, pero es fácil encontrar concesionarios que ofrecen garantías ampliadas u opcionales de más duración. Es importante fijarse en las cláusulas de este tipo garantías ampliadas para saber lo que realmente nos cubre esa ampliación.

Garantía con un coche de km.0

Este tipo de garantía es muy particular, ya que la situación de estos coches también lo es. Especificamos que un coche de km.0 es el cual no ha sido utilizado pero ya esta matriculado. Suelen ser una buena opción para muchos compradores, por eso deben conocer el aspecto de la garantía que estos tienen. Su particularidad es que la garantía es la que ofrece la marca desde que se matricula. Esto quiere decir que la garantía de un coche km.0, por ejemplo de dos años, si es comprado a los seis meses de haber sido matriculado, nos encontraremos que el comprador contará con una garantía de 1 año y seis meses (dos años de garantía desde la matriculación menos el tiempo hasta el que ha sido vendido).

Cómo reclamar una garantía a un profesional

Normalmente el propio profesional no debe poner ningún tipo de impedimento a la hora de afrontar una posible avería o desperfecto en el coche vendido. Por último, especificar que, en el caso de existir cualquier problema con el vendedor, seráarbitraje de consumoquien se encargará de mediar entre losconflictos comprador-vendedor.

Garantía cuando compras un coche a un particular

En este caso, cuando la compra se realiza a un particular, estamos sujetos a artículos 1461 y 1484 del Código Civil, en los cuales se recogen los detalles de la garantía que tiene que ofrecer el vendedor. La redacción de estos artículos es Artículo 1461. El vendedor está obligado a la entrega y saneamiento de la cosa objeto de la venta. Artículo 1484. El vendedor estará obligado al saneamiento por los defectos ocultos que tuviere la cosa vendida, si la hacen impropia para el uso a que se la destina, o si disminuyen de tal modo este uso que, de haberlos conocido el comprador, no la habría adquirido o habría dado menos precio por ella; pero no será responsable de los defectos manifiestos o que estuvieren a la vista, ni tampoco de los que no lo estén, si el comprador es un perito que, por razón de su oficio o profesión, debía fácilmente conocerlos. En base a esta normativa queda especificado que el vendedor tiene que entregar el vehículo en lascondiciones contractuales, sin ningún tipo de vicio oculto.

Cómo reclamar una garantía

En el caso de avería, el vendedor tendrá que hacerse cargo de la reparación de la misma. En el caso de la existencia de algún tipo de vicio oculto, es el comprador el que tiene que demostrar la existencia del mismo y que este existe antes de la compra. Para ejercer el derecho de garantía, el comprador tendrá que presentar denuncia, ya que en el contrato de compraventa entre particulares no se recoge ninguna información en referencia a la garantía que tiene que ofrecer el vendedor. Tenemos que volver a destacar que las averías a las que los vendedores tienen que hacer frente son aquellas ajenas a las que se producen por el uso del vehículo o por el mal uso por parte del vendedor. Y en el caso de dudas, el informe que realice un perito es de vital importancia a la hora de ejercer el derecho de garantía. Para finalizar, también es importante indicar que el comprador no debe realizar ningún tipo de reparación previa, ya que esta manipulación podría acarrear una anulación de la garantía.

Contratar un seguro para cubrir la garantía

En el caso que el coche que has vendido presente alguna avería en el plazo indicado en la garantía de venta de vehículos entre particulares serás tu el que tiene que hacerse cargo de los gastos de reparación. Otra opción, que recomendamos si el coche tiene bastantes años y kilometros, es contratar una garantía de reparación mecánica que cubra los seis meses que tienes la obligación legal de cumplir. De esta forma puedes tener la tranquilidad de no tener que hacer frente a un posible imprevisto o problemas legales en el caso de un incidente con el coche vendido.

¿Qué se considera vicio oculto?

Hay que tener en cuenta que tenemos que distinguir entre averías o desperfectos de piezas por desgaste (neumáticos, pastillas y discos de freno, etc.) a averías o vicios ocultos que pueda tener el vehículo. Un vicio oculto es un defecto grave que afecta al vehículo y que no está a la vista, el cual hace impropio el uso del mismo o disminuye de forma significativa su valor, de tal manera que de haberlo conocido el comprador no hubiera realizado la transacción o habría pagado un precio inferior.

Garantía de embrague

El embrague se cuenta como una pieza o mecanismo de desgaste, esto quiere decir que la garantía no lo cubre inicialmente. Por eso siempre recomendamos que sea un apartado propio a la hora de revisar el coche antes de comprarlo, ya que es muy difícil demostrar que esta avería sea un vicio oculto. En el caso de tener dudas del estado, recomendamos que un especialista compruebe el estado antes de realizar la compra y en el caso de estar en malas condiciones, incluir en el contrato de compraventa este detalle para que el comprador se encuentre cubierto en el caso de comprar un coche con un embrague defectuoso.

Renuncia de garantía de un coche de segunda mano

La garantía es un derecho al que no se puede renunciar. Aunque en el contrato se especifique de forma expresa, esta cláusula siempre será considerada nula. Ni el comprador puede renunciar, por ejemplo, buscando una rebaja en el precio ,ni el vendedor para evitar las posibles responsabilidades que conlleva la venta de un vehículo.

Apasionado del motor, las motos, viajar y la fotografía. Empecé mis andaduras en el mundo del motor con un Peugeot 106 y una KTM.

Te recomendamos

  Los coches usados que más se venden en España
  ¿Cómo funcionan los coches híbridos?
  Vender coches de segunda mano a compraventas y concesionarios en Teruel