Mejores todoterreno relación calidad-precio

06/09/2018
Facebook
Twitter
INSTAGRAM

El segmento de los todoterreno está viéndose cada vez más afectado por diversos motivos que han dado lugar a su decadencia. Algunas razones son los elevados precios que supone la compra de un todoterreno, el consumo de combustible que implica, las emisiones contaminantes que provoca y que, en muchas ocasiones, no se desenvuelven demasiado bien en carretera. Existen muchos vehículos que pueden simular un todoterreno, con características bastante similares, ya que, aunque no suelen disponer de, por ejemplo, reductora, hay una gran oferta de vehículos 4x4. Así, los SUV son una buena alternativa en ciertos casos.
De hecho, para este declive uno de los principales motivos es la generalización de los SUV (Sport Utilitary Vehicle o vehículo deportivo utilitario), también llamados todocaminos y que son a menudo considerados una mezcla entre todoterrenos y turismos. Este tipo de coches no solo son cómodos, llamativos e inmensamente más baratos que un todoterreno, sino que muchos de ellos cuentan también con tracción 4x4 y otras características como elevada distancia libre al suelo, que los hacen perfectos para aquellos conductores que circulan principalmente por vías urbanas e interurbanas.
Para la mayoría de conductores, los trayectos offroad son la mínima parte de sus desplazamientos. A pesar de ello, si se desea adquirir un SUV 4x4 con una buena relación entre calidad y precio, algunos de ellos son los siguientes:

Dacia Duster

El Dacia Duster es un SUV cuyos precios pueden situarse entre los 12.000 y los 18.000 euros. Así, su precio puede ser bastante asequible, aunque supone únicamente un equipamiento básico. Estos precios van aumentando en función del equipamiento, dentro del cual se encuentran las categorías Access, Essential, Comfort, Prestige y también existe una Serie Limitada 2019. Dependiendo de la versión, se puede contar con elementos como los elevalunas eléctricos, la cámara multivisión 360º, la tarjeta de manos libres o la pantalla táctil.
También tiene dispositivos de seguridad, como son los mencionados en su propia web: protección de los ocupantes, regulador limitador de velocidad, sistemas de asistencia a la conducción y advertencia de ángulos muertos, entre otros.
Existe la posibilidad de tener la tracción delantera o la integral 4x4, ascendiendo el precio en este caso a unos 16.650 euros. En cuanto al cambio, puede ser manual o automático.
Se trata de un coche apto para ciudad, carretera o montaña, con buen comportamiento en estas situaciones.
En las últimas actualizaciones apuesta por modernizar su aspecto con un diseño robusto y materiales de calidad, tanto en el exterior (por ejemplo, con parachoques más gruesos) como en el interior, donde destaca por su habitabilidad a pesar de ser compacto y donde ha mejorado su comodidad, además de añadir bastantes compartimentos.
En cuanto al motor, puede ser de diésel dCi con potencia de 90 y 109 CV, o de gasolina, en el que se puede optar por el 1.6 de 115 CV o el 1.2 TCe de 125 CV. En este último caso, llega a los 100km/h en unos 10 segundos y consume algo más de 6 litros por 100km.

Hyundai Kona

El Hyundai Kona destaca por su aspecto exterior llamativo y la comodidad y calidad que ofrece en su interior. Se trata de un modelo bicolor, lo que permite amplias posibilidades de personalización del color, entre las que se encuentran también, además de los colores principales del exterior, otras posibilidades como el techo bicolor, las llantas o el interior.
En lo que se refiere a los motores, existen dos posibilidades de gasolina y una diésel.
El motor diésel es 1.6 CRDI, pudiéndose elegir entre 115CV (transmisión manual de 6 velocidades y tracción 4x2) o 136CV (caja automática de doble embrague de 7 velocidades, con tracción 4x2 o 4x4).
El motor de gasolina puede ser 1.0 T-GDI o 1.6 T-GDI. El primero tiene como máxima potencia 120CV, tracción delantera y caja de cambios de 6 velocidades, mientras que la máxima potencia del segundo son 177CV y va asociado a la tracción 4x4 y una caja de cambios de 7 velocidades de doble embrague, que cuenta con el modo Normal y el Sport.
Se ha aumentado la seguridad, tanto en carreteras con baches y resbaladizas como por la innovación tecnológica del sistema SmartSense, que cuenta, entre otras cosas, con un sistema de asistencia a la frenada de emergencia, un sistema activo de cambio involuntario de carril, detección de ángulos muertos y alertas de aproximación de tráfico trasero.
A pesar de ser compacto, es bastante amplio y tiene un maletero de 361 litros de capacidad, que pueden aumentar hasta los 1.143 con los asientos traseros plegados. Cuenta también con otros puntos favorables, como su conectividad, el sistema HUD con alertas e información relevante en la conducción o el cargador inalámbrico.

Suzuki Jimny

El Suzuki Jimny es de los pocos coches todoterrenos que siguen en el mercado y se trata de un vehículo económico en relación con su calidad, con precios que oscilan entre los 13.500 y los 18.000 euros, aproximadamente.
Su aspecto exterior es bastante tradicional, basado en líneas rectas con una carrocería cuadrada y un capó plano. El punto positivo de esto es la gran visibilidad que otorga. En cuanto al interior, es también clásico y sencillo, aunque en las últimas versiones se incluyen innovaciones tecnológicas que lo adaptan a estos tiempos, como la pantalla táctil (con sistema de navegación y bluetooth), el reconocimiento de señales de tráfico o el asistente de cambio automático de luces de largo alcance, entre otros.
A pesar de que puede transportar a cuatro pasajeros, su habitabilidad no es muy destacable y se trata de un coche pequeño (al igual que su maletero) y ligero, con un peso aproximado de unos 1.100 kg. La distancia libre al suelo es de 21 cm.
Cuenta con ángulos todoterreno y control de retención y de descenso en pendientes, facilitando su subida y su descenso, así como control de tracción para evitar pérdidas de agarre sobre la superficie. Con todo ello, funciona muy bien offroad, pero no tanto en trayectos urbanos e interurbanos, donde su consumo es mayor que el de otros vehículos similares. Por ello, si el principal modo de conducción va a ser en carretera, puede que sean más recomendables otros modelos.
Su motor es gasolina 1.5L WT y 102CV, con tracción 4x4 y reductora, pudiendo utilizar el modo 4L, 4H o 2H, y se puede disponer de un cambio manual de cinco velocidades o automático de cuatro.

Fiat Panda 4x4

Este coche es una versión con tracción total 4x4 del clásico Fiat Panda, del cual mantiene en gran parte su característica estética.
Su motor es de gasolina turboalimentado, el TwinAir de 85CV y 0.9L, con una transmisión manual de seis velocidades y tecnología que permite reducir el consumo de combustible y las emisiones en hasta un 30%. La versión diésel es 1.3 Multijet de 95CV.
La distancia libre al suelo es mayor, situándose en 16 cm. La suspensión delantera es McPherson y la trasera cuenta con ruedas interconectadas ABS.
Una de sus ventajas es el agarre a distintas superficies, ya que el ASR evita que patinen las ruedas delanteras mientras que el ELD distribuye el par a las de mayor tracción.
Sus precios comienzan desde los 13.600€, lo cual hacen de él una buena oportunidad considerando su relación calidad-precio como un coche útil y efectivo.

Te recomendamos

  ¿Cómo ha afectado Madrid Central a la venta de coches diésel?
  Vender coche por Internet: Puesta a punto
  ¿Qué hago si recientemente he comprado un coche diésel?