¿Cómo ha afectado Madrid Central a la venta de coches diésel?

15/02/2019
Facebook
Twitter
INSTAGRAM

La preocupación existente en torno a la contaminación en las ciudades y los efectos perjudiciales que tiene para la salud de sus habitantes han dado fuerza a la lucha contra el diésel. Así, tanto las medidas europeas como las declaraciones de la OMS respecto a los problemas sanitarios que supone el NOx (óxido de nitrógeno) han repercutido en las medidas tomadas por los diferentes gobiernos y ayuntamientos y en la imagen que tienen los consumidores hacia, principalmente, el diésel.

Qué es Madrid Central

Una de las medidas más llamativas a nivel nacional es Madrid Central, basada en el Plan Nacional de Calidad del Aire y que ha reforzado el plan de actuación para los días de gran contaminación y ha establecido distintas restricciones para circular y aparcar por la ciudad. Estas se basan en el conocido etiquetado medioambiental establecido por la DGT, con lo que, aunque supone limitaciones para los motores de combustión y, en general, los contaminantes (al basarse en emisiones de CO2, NO2 y partículas en suspensión), centra su atención principalmente en el diésel. Así, se puede encontrar en la misma categoría un coche diésel más nuevo junto a uno de gasolina de mayor antigüedad, esto es, para considerarse menos contaminante que uno de gasolina, el diésel debe ser más nuevo. Con ello, se extiende la idea de que, en general, el gasóleo contamina más, mientras que surge miedo a comprar este tipo de automóviles.

Restricciones de Madrid Central

Sin embargo, la entrada en vigor de Madrid Central no prohíbe completamente la circulación a los diésel por Madrid, sino que existen restricciones en función del distintivo de la DGT.
Así, aquellos sin etiqueta (gasolina antes del 2000 y diésel previos a 2006) no pueden circular ni aparcar. Los que cuenten con etiqueta B y C, es decir, los diésel y gasolina, pueden acceder a la zona únicamente para utilizar un parking, mientras que los Eco y Cero pueden circular y estacionar en las zonas SER (estacionamiento regulado).
De momento, esto no supondrá problema alguno para los residentes en la zona o los vehículos autorizados (por ejemplo, los taxis), que disfrutarán de una circulación sin restricciones hasta 2025, permitiendo así un cambio viable y paulatino.
En cuanto a las motos Eco y Cero, al igual que los coches, podrán circular sin problema alguno, pero si son B o C, su horario se limita de las 7:00 a las 22:00 horas.

Cómo ha afectado Madrid Central a la venta de coches

Todo esto, sin duda, está teniendo repercusión en las ventas y matriculaciones de coches nuevos. Ya los datos del mercado europeo podían dar una previsión de lo que ocurre y previsiblemente seguirá ocurriendo en Madrid. Así, en Europa ya en 2017 se impusieron ligeramente las ventas de gasolina (48,5%) a las de diésel (46,3%). Aunque en España no fue así, las cifras se empezaban a igualar (46,6% de gasolina frente a 48,3% de diésel), manteniendo la caída desde 2012, año en que el diésel ocupaba casi el 70% del mercado.

Fue 2018 el año en que la balanza se inclinó por la gasolina. Según datos de Anfac y la DGT, en marzo de 2017 el diésel suponía casi la mitad del mercado, mientras que en el mismo mes de 2018 sufrió una caída de 14 puntos, situándose en un 35,9%, cifra muy lejana al 59,3% de gasolina y que dejaba únicamente el 4,8% para coches híbridos y eléctricos. Si la perspectiva toma como referencia las ventas hasta julio de 2017 y de 2018, estas se redujeron un 17,2%, es decir, algo más de 66.000 coches de diferencia.
El balance de 2018 cierra con un 57,7% de gasolina y un 35,8% de diésel, algo curioso considerando que el último año previo en que la gasolina había superado al diésel fue 1998.

Dentro de los datos nacionales, es interesante el cambio que está teniendo lugar en Madrid y que, principalmente, se puede atribuir a Madrid Central con su APR y su Ordenanza de Movilidad Sostenible.
Como se ha comentado previamente, esta impide el acceso a los vehículos sin etiqueta y limita el de los B y C para dirigirse a un parking, por lo que los beneficiados de este proyecto son aquellos considerados Eco y Cero.

Ventas de coches eléctricos o híbridos desde el comienzo de Madrid Central

Con todo ello, en noviembre de 2018 (mes en que se puso en marcha Madrid Central) se dio un aumento del 77,4% de las ventas de este tipo de coches híbridos y eléctricos, de acuerdo a los datos de Anfac, Faconauto y Ganvam. Así, un 43,2% de los coches Eco y Cero vendidos en España en noviembre corresponden a Madrid, donde alcanzaron las 4.084 unidades de las 9.447 a nivel nacional.
Poniendo el foco en los vehículos eléctricos, sus matriculaciones aumentaron en la Comunidad un 103%, situándose la cifra en 759 ventas, lo que supone un 56,1% de las ventas de coches eléctricos a nivel nacional en el mismo mes (1.352 unidades).
Los coches de gasolina supusieron en noviembre de 2018 un 61% del mercado, mientras que los de gasoil vieron su cuota reducida en un 38,7%, quedándose en cerca del 30% de las ventas totales.

Previsiones de venta de coches diesel en Madrid

Con la puesta en marcha de Madrid Central y la subida del impuesto al diésel (que busca incrementar el gravamen en 9,55 céntimos por litro para equipararlo a la gasolina), todo apunta a que las ventas de diésel seguirán desplomándose, considerando que el beneficio económico por el combustible desaparecerá y que este tipo de coches son más caros, además del miedo a no poder circular con ellos en la ciudad.

Apasionado del motor, las motos, viajar y la fotografía. Empecé mis andaduras en el mundo del motor con un Peugeot 106 y una KTM.

Te recomendamos

  ¿Cuáles son los coches que menos consumen para el 2019?
  Los coches usados que más se venden en España
  ¿Cómo funcionan los coches híbridos?